Deprecated: Function mysql_list_tables() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/db/db.mysql.php on line 328

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/inc.lib.php on line 246

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/inc.lib.php on line 246

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/inc.lib.php on line 246

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/db/db.mysql.php:328) in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/inc.lib.php on line 265
Nosotros, el Medio » Capítulo 5: Implicaciones para los medios y el periodismo
Nosotros, el medio
Inglés | Español

Inicio » Capítulo 5: Implicaciones para los medios y el periodismo

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/lib/hittracking.fns.php on line 76

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/lib/weblog.fns.php on line 1684

Capítulo 5: Implicaciones para los medios y el periodismo

Internet ha crecido en una forma distintivamente diferente a cualquier medio anterior. Como resultado, es difícil predecir cómo y en qué magnitud cambiará la red a los medios tradicionales. Decir que estos sufrirán “un cambio de paradigma” podría ser una simplificación.

Considere que 1.000 millones de computadores hoy están conectados a Internet, la mayoría a través de líneas telefónicas. Para finales del 2010, Intel predice que más de 1.500 millones de computadores estarán conectados vía banda ancha de alta velocidad y otros 2.500 millones de teléfonos tendrán más potencia de procesamiento que los PC actuales.1

Sin embargo, hoy solo una décima parte de la población mundial, es decir 600 millones de personas, tienen acceso a Internet. ¿Qué pasará cuando muchos del resto se unan para buscar otros con quien colaborar y compartir información?

Es una revolución ya en camino, pero que es fácil de pasar por alto. Es silenciosa. Las revoluciones en la Red ocurren en la periferia, no en el centro.

El economista J. Bradford Long explica: “mientras la acción se esparce desde los productores (pocos) a los usuarios (muchos), llega a ser mucho, mucho más difícil obtener una perspectiva general de las cosas revolucionarias que ocurren. Tenemos anécdotas de brillantes nuevos usos y aplicaciones, ¿pero cuadran en un boom duradero o son solo unos pocos chispazos aislados que hacen una buena copia?"2

Y ese es el problema que enfrentan las compañías de medios, la industria del entretenimiento e incluso los gobiernos. ¿Cómo organizar las piezas de un rompecabezas sin saber cómo luce la imagen final? Primero, hay que encontrar los bordes.

Aunque podríamos no tener la capacidad de predecir cómo cambiará el panorama de medios, hay lugares en los que podemos comenzar a buscar el cambio y sus probables impactos:

Democratización de los medios

A.J. Liebling dijo una vez: “La libertad de prensa es garantizada solo a aquellos que la poseen”.3 Ahora, milliones la poseen.

Aquellos que creen que la democratización de los medios tendrá poco efecto sobre los grandes medios, con frecuencia señalan el negocio de las revistas (magazines). A finales de los años 80 y comienzos de los 90, la edición de escritorio permitió surgir a muchas pequeñas publicaciones independientes. En algún grado, el negocio de las revistas llegó a ser más democratizado con la adición de más puntos de vista. Pero aquellas publicaciones generalmente expandieron el alcance de revistas sin derribar los títulos más establecidos. En la misma forma, algunos ven poca evidencia de que los micromedios desplazarán a los medios establecidos hoy.

Una importante distinción para recordar es que los costos de producción y distribución en el negocio de revistas, aunque menores que antes, eran todavía sustanciales –lo que mantuvo el número de nuevos competidores en un puñado-. Más aun, competir con revistas que tenían mayor circulación usualmente requería considerables presupuestos de mercadeo y años para construir una gran base de suscriptores.

En la Web, las barreras para entrar son cercanas a nada. El costo asociado con la distribución de contenido en línea es tan bajo que cualquiera puede unirse y experimentar con la democratización del medio.

Y ese experimento se está moviendo rápidamente a los medios tradicionales. Recientemente America Online anunció que entraría en el juego de los weblog, poniendo poderosas y simples herramientas de edición/publicación en las manos de más de 30 millones de miembros. Millones poseerán una prensa, haciendo de cada uno un medio potencial. Con la habilidad de publicar palabras e imágenes, incluso a mediante su teléfono celular, los ciudadanos tienen el potencial para observar y reportar más inmediatamente de lo que lo hacen los medios tradicionales.

Desafíos a la hegemonía de los medios

Un medio democratizado desafía la noción de la prensa institucional como el intermediario exclusivo, privilegiado, confiable e informado de las noticias.

De acuerdo con una reciente artículo de Sports Illustrated (SI), "hay poca duda de que los sitios web de fanáticos están siendo —y dando— noticia y redefiniendo dramáticamente la relación entre entrenadores de universidad y el público. Los medios tradicionales, incluido SI, monitorean los tableros de mensajes en el sitio web para tomar el pulso al público y, en algunos casos, buscar consejos."4

¿Es probable que las respetadas operaciones de noticias tales como SI sean eliminadas pronto como uno de los intermediarios primarios de noticias deportivas? Eso es improbable, pero las comunidades Web e incluso los motores de búsqueda están llegando a ser valiosos medios de noticias, que guían y direccionan a sus lectores a información de interés. El rol que estos sitios juegan –como filtros, simplificadores y clarificadores de las noticias- agrega una nueva capa de intermediación. Puede no ser la última palabra, pero los nuevos intermediarios –foros, weblogs, motores de búsqueda, sitios que desmienten engaños y falsedades— ayudan a las audiencias a clasificar la abundancia de información disponible hoy.5

Muchos periódicos y estaciones de televisión han tenido años para establecer la confianza de sus audiencias. Sin embargo, los sitios noticiosos participativos, con su naturaleza transparente y más íntima, están atrayendo legiones de fanáticos que contribuyen y colaboran con otros. Además, recientes encuestas sugieren que la gente comienza a dar más confianza a las fuentes en línea y busca cada vez más diversas fuentes de noticias y perspectivas.6

La credibilidad llega a ser redefinida

¿Cuáles son las implicaciones de un fondo colectivo común y distribuido de conocimiento sobre la credibilidad? Posiblemente, crecen sus acciones. Las comunidades en línea requieren transparencia de fuentes y métodos de reportería. Los expertos emergen a través del reconocimiento de sus pares en línea en lugar de ser ungidos por los medios masivos.

Por ejemplo, Glenn Fleishman, un periodista freelance en Seattle, ha llegado a ser uno de los expertos líderes en el mundo en tecnología inalámbrica. Usa su weblog para informar de los últimos avances en tecnología wi-fi e interactuar con sus lectores, quienes podrían enseñarle un nuevo truco en este cambiante campo.7

En un medio digital, la reputación se forma a través de una síntesis de consistencia, exactitud y comparación frecuente por el lector.

Dice el autor Howard Rheingold: "Pienso que la gente que está dedicada a establecer una reputación por conseguir la historia correcta y hacerlo primero no necesariamente tiene que trabajar para el Washington Post o The New York Times".8

Los individuos, las instituciones, el gobierno e incluso los reporteros usan la Web para mantener un registro de sus encuentros con otros medios. El Departamento de Defensa rutinariamente publica transcripciones de entrevistas con el Secretario de Defensa y otros oficiales de alto rango.

La motivación para la autopublicación de entrevistas parece ser doble: para asegurar que sus palabras no sean malinterpretadas o mal informadas por los medios noticiosos y para dejar un registro público completo de lo que la persona entrevistada dice.

Incluso los periodistas bien intencionados pueden malinterpretar lo que quiso decir un entrevistado. Agregar notas da al entrevistado la oportunidad de dar a sus comentarios la clase de matiz, peso, contexto y profundidad que podrían ser recortados en una sala de redacción dentro de un medio notoriamente contraído en cuanto a espacio para publicar.

Uno de los mejores ejemplos de contenido generado por el usuario que desafía activamente la credibilidad de los medios son las reseñas de productos. Mientras los lectores de medios tradicionales podrían no buscar activamente reportes noticiosos u opiniones políticas de aficionados, muchos estarían dispuestos a consultar reseñas aportadas por extraños antes de hacer una compra.

Los sitios de comercio como Amazon o las reseñas de producto tales como las de Epinions.com o Edmunds.com ponen gran énfasis en las reseñas y discusiones generadas por el usuario. Muchas compañías manufactureras, como Subaru, han tomado nota y activamente monitorean los tableros de discusión para entender qué piensan de sus productos las comunidades en línea.9

El ascenso de nuevos expertos y perros guardianes

Las organizaciones noticiosas han gastado mucho tiempo y esfuerzo tratando de posicionar a sus periodistas como algo más que observadores imparciales. Han tratado en muchas formas de presentarlos como expertos en un campo o intérpretes de eventos. Esta aproximación tiene sentido en un modelo impreso o de emisión.

En línea, el mundo de la opinión y el comentario experto no está restringido a los privilegiados. Pero mirando al futuro las compañías de medios no ven ese desarrollo como una amenaza. Las organizaciones noticiosas todavía tienen los recursos para llegar a ser conocidos como la autoridad definitiva en varios temas. Tendrán que ceder espacio, sin embargo, para los lectores que desean tomar las herramientas del periodismo para contribuir a una ciudadanía más informada y a una democracia más robusta.

Por ejemplo, los medios noticiosos y las organizaciones de consumidores ya no tienen el monopolio para servir como perros guardianes del gobierno y la industria privada. Los individuos y grupos de ciudadanos están interviniendo para llenar el vacío que creen ha sido creado por fallas en la cobertura de los grandes medios.

Uno de los más ambiciosos intentos es el proyecto Government Information Awareness (GIA) del Laboratorio de Medios de MIT, creado en respuesta al proyecto Total Information Awareness del gobierno, que está orientado a reunir información personal de ciudadanos y extranjeros para analizarla y anticiparse a las actividades terroristas.

En cierto sentido, la GIA espera ser el Gran Hermano del Gran Hermano: “para permitir a los ciudadanos presentar información sobre los temas relacionados con el gobierno, aunque manteniendo su anonimato. Para permitir a los miembros del gobierno una oportunidad de participar en el proceso".10

El sitio Opensecrets.org, del Centro para una Política Responsable, hace un seguimiento de las contribuciones a las campañas y las conexiones corporativas de oficiales del gobierno, desde la administración del Presidente hasta cada miembro del Congreso.

Los ciudadanos también asumen un rol de vigilantes de los medios cuando se trata de registrar evidencia percibida de sesgo político en ellos, censura o inexactitudes en la reportería.

Las controversias que rodearon la invasión de Irak estimularon el lanzamiento de muchos sitios. Los medios tradicionales han sido criticados por subestimar las víctimas de las fuerzas de la coalición así como las de los civiles iraquíes.11

En respuesta, dos sitios —Iraq Coalition Casualty Count e Iraq Body Count— han intentado establecer bases de datos independientes que tabulen las muertes mediante la revisión de los reportes militares y noticiosos.12 Cada uno provee más detalle y exactitud que aquellos encontrados en los reportes noticiosos de medios tradicionales. Los sitios también suministran una transparencia de fuentes y metodología raramente encontradas en otros medios.

The Memory Hole, administrado por Russ Kick, es un ejemplo de un sitio de vigilancia que intenta preservar y compartir información que ha sido removida de otros sitios en la Web o que es difícil de encontrar.13

FAIR.org hace un escrutinio de las prácticas de los medios que “marginalizan el interés público".14 Establecida en 1986, la organización destaca historias noticiosas que no se les da la importancia que merecen, se opone a la censura y defiende los preceptos de las Primera Enmienda.

En una veta similar, el Tyndall Report monitorea las emisiones nocturnas y de las tres principales redes de televisión de E.U. y el tiempo dedicado a cada historia.15

En Inglaterra, donde la BBC es financiada por dineros de los impuestos, grupos como bbcwatch.com han surgido para asegurarse de que la organización permanece fiel a sus estatutos, que prometen un periodismo imparcial y exhaustivo.

En el despertar de los escándalos y la mayor influencia del cabildeo en Washington, las organizaciones de base también comienzan a vigilar la responsabilidad corporativa. CommercialAlert.org, una organización de consumidores que funciona desde hace cuatro años en Portland, Oregon, trata de “conservar la cultura comercial dentro de su esfera apropiada, e impedirle la explotación de niños y la subversión de los valores más elevados de la familia, la comunidad, la integridad ambiental y la democracia”.

Organización de medios y cultura

Tres incidentes en la primavera del 2003 señalaron el efecto perturbador que Internet ha comenzado a sembrar en las salas de redacción –una perturbación que amenaza el status quo de la cultura y la política de las organizaciones noticiosas.

• En abril de 2003, The Hartford Courant pidió al editor de viajes y turismo y ex columnista Denis Horgan dejar de publicar comentarios en su weblog.16

• Un mes antes, al reportero de CNN Kevin Sites se le pidió descontinuar la publicación de su blog, que presentaba relatos de primera mano sobre la guerra en Irak. De acuerdo con un vocero de CNN, "CNN.com prefiere tomar una aproximación más estructurada para presentar las noticias… Nosotros no hacemos weblogging".17

• De manera similar, los editores de la revista Time dieron a su reportero Joshua Kucera la instrucción de dejar de publicar sus informes desde Kurdistan en su weblog.

La resistencia en las organizaciones de medios a estas nuevas formas de expresión no es sorprendente. Pero tales incidentes, que probablemente se multipliquen, plantean preguntas sobre la naturaleza de la relación entre los periodistas y sus empleadores.

¿No le está permitido a un periodista, en virtud de su empleo en la sala de redacción y acceso a las fuentes, expresar sus opiniones personales fuera de la oficina? ¿Son las compañías de medios dueñas del tiempo libre de sus empleados? ¿Aplican tales prohibiciones solo a los periodistas o también a los ejecutivos en la sala de redacción?

Una preocupación principal del lado de las organizaciones de noticias es sobre la responsabilidad. Permitir a los reporteros escribir fuera de su horario de trabajo podría exponer a una compañía a una demanda. Además, los medios noticiosos pueden percibir el weblog de un reportero como competencia, ya que puede arrastrar la atención lejos de sus anunciantes.

Sin embargo, mientras las compañías de medios orientan más operaciones hacia una audiencia en línea que espera una dinámica más interactiva, las cosas pueden comenzar a cambiar. La naturaleza colaborativa y el ritmo acelerado de las noticias en línea requerirán nuevas políticas, tecnologías, estructuras organizacionales y flujos de trabajo.

La naturaleza de producción en serie de los medios de radio, televisión e impresos no es apropiada para desarrollar contenido para audiencias más pequeñas y enfocadas. El contenido probablemente será publicado en una forma más continua por equipos y comunidades que actúan como una extensión de la empresa. Tarde o temprano, las políticas de licenciamiento y derechos de autor tendrán que ser reexaminadas para estar en armonía con un modelo de audiencia colaborativa.
Más aún, medir y administrar el éxito de tales operaciones podría ser un desafío y forzar a algunos a repensar cómo son evaluados esos proyectos dentro de una organización más grande.

Algunos sitios de noticias experimentan a pequeña escala adoptando modelos de medios participativos exitosos. La sección Weblog Central de la MSNBC.com da cabida a una variedad de analistas y columnistas tales como Glenn Reynolds de Instapundit.com y Eric Alterman de The Nation.

Algunos de los esfuerzos más ambiciosos han venido del Reino Unido. Mientras muchos de los periódicos más grandes minimizan los enlaces a otros sitios, The Guardian18 mantiene muchos weblogs que guían a los lectores a lo mejor de la Web, incluyendo otros sitios de noticias.

La BBC ha anunciado planes para hacer que su archivo completo esté disponible para uso no comercial. Se llamará BBC Creative Archive y ofrecerá gratis más de 80 años de radio y programas emitidos.

El director general de la BBC, Greg Dyke, dijo que la decisión fue tomada con base en su sentido de hacia dónde se dirigía Internet: "Creo que estamos a punto de movernos a la segunda fase de la revolución digital, una fase que será más sobre el valor público que el privado; sobre servicios gratis, no pagos; sobre inclusión, no exclusión. En particular, será sobre cómo el dinero público puede ser combinado con las nuevas tecnologías digitales para transformar la vida de todos".19

Cuando algunos canales comiencen a hacer que el medio participativo trabaje efectivamente, las compañías de medios que se atrincheren y resistan tales cambios pueden ser vistas no solo como anticuadas sino desconectadas.

El periodismo y la fuerza de trabajo de los medios

Asumiendo que los temas relacionados con la cultura de la sala de redacción puedan ser superados, hay más obstáculos que enfrentan los medios.

Además de repensar el rol del periodista en el medio en línea, se requerirán nuevas habilidades y actitudes. Los equipos deberán ser motivados a colaborar con colegas, extraños, fuentes y lectores. Después de años de trabajar mirando hacia arriba en su escala profesional, algunos reporteros indudablemente tendrán que descubrir un nuevo respeto por sus lectores. La arrogancia y la actitud distante son cualidades mortales en un ambiente colaborativo.

Para ser exitosos, los reporteros tendrán que ser algo más que escritores habilidosos. Tendrán que afinar sus habilidades en comunidades crecientes alrededor de temas específicos de interés.

"Ese es uno de los grandes desafíos para nosotros como reporteros y periodistas. ¿Cómo descubrimos la información y la compartimos en formas creativas con las personas? Darles la información que necesitan para tomar decisiones en sus vidas como ciudadanos", dijo Joan Connell, productor ejecutivo para opinión y comunidad de la MSNBC.com.20

MSNBC.com cree que el proceso de edición trae un grado más elevado de integridad periodística a la ecuación de las noticias, y ese es un factor que pone a las organizaciones noticiosas aparte de los weblogs personales.

"Uno de los valores que colocamos en nuestros weblogs es que editamos a nuestros webloggers. Afuera en la blogósfera, con frecuencia va de la mente del blogger a la mente del lector, y no hay respaldo... Yo sostendría que esa función de edición realmente es el factor que lo hace periodismo".21

Las universidades también deberán modelar sus programas académicos para ayudar a los estudiantes a prepararse para trabajar en este ecosistema de nuevos medios y con las herramientas necesarias, rápidamente cambiantes.

Un desconocido mayor para los reporteros investigativos será el impacto de Internet en las fuentes. Ahora que vivimos en la cúspide de un mundo en el cual todos tienen el potencial para ser un reportero y una fuente, ¿afectará eso el comportamiento de las fuentes cuando sean abordadas por los periodistas tradicionales?

Publicidad y mercadeo

Clay Shirky cree que los medios masivos están muertos. En su ensayo "RIP the Consumer 1900-1999" (Que en paz descanse –QEPD- el Consumidor 1900-1999) sugiere que los medios masivos dependen de dos importantes características de la audiencia: el tamaño y el silencio.22

De acuerdo con un reciente informe de Nielsen sobre audiencias, la de la televisión está cada vez más fragmentada, con la continua proliferación de nuevos canales (los televidentes nocturnos de las redes de noticias cayeron a la mitad de 1993 al 200223). Hoy, un campeón absoluto de la sintonía es una fracción de lo que era hace años. Las audiencias, aunque siguen siendo bastante grandes, son cada vez menores.

Para Shirky, el silencio significa que la audiencia permanece pasiva. Internet ha ayudado a fracturar los medios masivos al empoderar a la audiencia para tomar un rol más activo cuando interactúa con los medios.

"Internet anuncia la desaparición total del consumidor”, escribe Shirky, “porque Internet destruye la relación anunciante ruidoso/consumidor silencioso en la que se apoyan los medios masivos. El ascenso de Internet socava la existencia del consumidor porque socava el papel de los medios masivos. En la era de Internet, nadie es un consumidor pasivo porque todos son un medio”.24

Hay un gran número de desafíos que enfrentan las compañías de medios en el largo plazo, si el argumento de Shirky es válido.

Primero, los medios tradicionales tendrían que repensar cómo miden su éxito económico. Una opción es explorar vías para publicidad enfocada, personalizada, orientada a individuos o pequeños grupos identificables. Otra es considerar la posibilidad de alejarse de un modelo de negocios apoyado en la publicidad hacia otro de suscripciones y otros modelos de pago de contenido. Los datos en tiempo real sobre lectura y teleaudiencia podrían conducir a nuevas reglas donde el precio fijo es reemplazado por ajustes de mercado inmediatos.

Además, las compañías de medios probablemente tendrán que idear nuevas formas de presentar audiencias a los anunciantes. Típicamente, los estándares demográficos son la medida de una audiencia. Puede suceder que se creen medidas más creativas y descriptivas de las audiencias, basadas en características demográficas.

Tales cambios no ocurren sin esperar otro en la relación entre los negociantes y sus clientes. Aunque muchos sitios noticiosos han experimentado con la personalización como un medio para identificar oportunidades de negocio más enfocadas25, solo han experimentado fugazmente con nuevas formas para permitir a los consumidores interactuar con los anunciantes.

Los ciudadanos como parte interesada en el proceso periodístico

Cada vez más, las audiencias llegan a ser parte interesada en el proceso noticioso. En lugar de aceptar pasivamente la cobertura noticiosa decidida por un puñado de editores, disparan correos electrónicos, publican en weblogs y foros sus críticas sobre las deficiencias editoriales que perciben y apoyan o financian empresas editoriales independientes.

En junio del 2000 la NOW Legal Defense and Education Fund lanzó el Women's eNews, un servicio manejado por un pequeño equipo de periodistas profesionales que trabajan con una red nacional de escritores freelance. Dedicado a cubrir temas de mujer, el sitio llegó a ser una operación completamente independiente a comienzos del 2002. En julio del 2003, ganó cuatro premios periodísticos de la National Federation of Press Women y continúa explorando temas con frecuencia pasados por alto por los medios tradicionales.26

Ocasionalmente, los lectores echan mano de sus propios bolsillos para financiar el esfuerzo periodístico que encuentran vale la pena. El periodista freelance Christopher Allbritton recibió $14.334 dólares de 320 personas que financiaron su viaje a Iraq para informar sus observaciones de primera mano sobre la zona de guerra. Diariamente entregaba despachos en su sitio Web, Back-to-Iraq.com, sobre la caída de Tikrit y reportaba sobre las tensiones étnicas en la región.27

David Appel, un periodista freelance de Maine, pidió a los lectores de su weblog que le dieran dinero para permitirle seguir una historia investigativa. Después de recibir más de 200 dólares, Appel investigó el intento de un grupo de cabildeo de la industria del azúcar para conseguir que el Congreso suspendiera la financiación a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuyas políticas habían afectado sus intereses.28

Aunque la reportería de guerra y la investigativa siguen siendo terreno de los periodistas entrenados, con más frecuencia los ciudadanos toman las herramientas del periodismo para escribir sobre sus temas favoritos. El columnista J.D. Lasica considera estos esfuerzos ‘hágalo-usted-mismo’ como “actos aleatorios de periodismo”. Así sucedió con Jessica Rios, una mujer de 22 años de Los Ángeles, que asistió a un concierto del grupo Coldplay y escribió una reseña de su presentación en su weblog.29

El autor Howard Rheingold es representante de una nueva clase de lector que gasta más tiempo con sus weblogs favoritos y medios colaborativos que con los medios tradicionales. "Para las cosas en las que estoy interesado, desde la cultura pop hasta la política de derechos de autor en medios inalámbricos, usted tiene que ir donde los fanáticos", dice.30 Y aquellos fanáticos son encontrados más fácilmente en el nicho de medios en línea.

En el próximo capítulo exploraremos los beneficios prácticos potenciales de integrar el periodismo participativo en las operaciones noticiosas tradicionales.

Notas de pie de página
1. Michael J. Miller, "Rejecting the Tech Doomsayers," PC Magazine, June 25, 2003.
2. J. Bradford DeLong, "Don't Worry About Deflation," Wired, August 2003.
3. Simpson's Contemporary Quotations, compiled by James B. Simpson (Houghton Mifflin Company, 1988).
4. Tim Layden, "Caught in the Net," Sports Illustrated, May 19, 2003, p. 46.
5. Harry Beckwith's book What Clients Love has an excellent essay on this subject called "Option and Information Overload," p. 45-50. (Warner Books, Inc., 2003).
6. Pew Internet & American Life Project, The Internet and the Iraq war: How online Americans have use the Internet to learn war news, understand events, and promote their views, April 1, 2003.
7. See Glenn Fleishman's weblog, Wi-Fi Networking News.
8. J.D. Lasica, "Where Net Luminaries Turn For News," Online Journalism Review, Oct. 24, 2002.
9. EContent, "Brain Trust: Mining the Community Mind," October 2001.
10. Government Information Awareness
11. Editor & Publisher, "Media Underplays U.S. Death Toll in Iraq," July 17, 2003.
12. Iraq Coalition Casualty Count, Iraq Body Count
13. The Memory Hole
14. FAIR's web site
15. Tyndall Report
16. Carl Sullivan, "Hartford Paper Tells Employee to Kill Blog," Editor & Publisher Online, April 24, 2003.
17. Susan Mernit, "Kevin Sites and the Blogging Controversy," Online Journalism Review, April 3, 2003.
18. Guardian Unlimited weblog.
19. "Dyke to open up BBC archive," BBC News, Aug. 24, 2003.
20. Terence Smith, "NewsHour with Jim Lehrer," PBS, April 28, 2003.
21. Smith.
22. Clay Shirky, "RIP THE CONSUMER, 1900-1999," published on his Web site, Shirky.com, May 2000.
23. The Pew Research Center for the People and the Press, "Public's News Habits Little Changed by September 11," June 9, 2002.
24. Shirky.
25. J.D. Lasica, "The Second Coming of Personalized News," Online Journalism Review, April 2, 2002.
26. Women's eNews, "Women's eNews Wins Four Journalism Prizes," July 29, 2003.
27. Spencer Ante, "Have Web Site, Will Investigate," Business Week, July 28, 2003.
28. David Appell, "Sugar and Independent Journalism," Quark Soup weblog, May 14, 2003.
29. J.D. Lasica, "Random acts of journalism," New Media Musings weblog, March 12, 2003.
30. J.D. Lasica, "Where Net Luminaries Turn For News," Online Journalism Review, Oct. 24, 2002.

Publicado el Jan 24, 05 | 9:12 pm EST | Volver arriba
Envíe a un amigo | Imprimir
Comentarios de los lectores

Deprecated: Function eregi() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/lib/hittracking.fns.php on line 33
No hay comentarios. Sea el primero en publicarlo.

Publique un Comentario

Deprecated: Function ereg() is deprecated in /nfs/c02/h07/mnt/28080/domains/hypergene.net/html/wemedia/pmMedia21x/lib/security.fns.php on line 421
Su nombre
Su dirección de correo electrónico
Su inicío (web site)
Comentario
Mostrar correo electrónico
Recuérdeme
¿Le notificamos cuando alguien responda este comentario?

Digite en la casilla inferior la palabra que ve a continuación: